Desobediencia Civil: ¿Se Debe Desobedecer a una Ley Injusta?

16 septiembre 2015 Deja un comentario

Uno de los temas más duros y emocionales para un cristiano hoy en día en los Estados Unidos es indudablemente el tópico de la legalización del matrimonio gay y la consecuente persecución contra los cristianos. Específicamente, en vista del caso Kim Davis, aun así, se ha argüido que realmente todavía no hay persecución en este país. Ante este tema tan difícil, creo que es el momento en que todos nosotros debemos de reflexionar sobre un tema difícil relacionado también, el tema de una eventual desobediencia civil. Es decir, tarde o temprano, creo que todos nosotros también vamos a tener que decidir si las leyes de Dios están realmente por encima de las leyes del mundo.

Foto de Kim Davis en la cárcel

Foto de la hermana Kim Davis encerrada en una cárcel de Kentucky como si fuera delincuente.

Hablando, entonces, dentro del contexto del reciente fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos (SCOTUS) y del caso Kim Davis, quisiera hacer aquí unos comentarios dentro de lo que yo entiendo que estarían dentro de los parámetros de enseñanzas bíblicas en el tópico general de desobediencia civil, sin querer realmente imponer mis opiniones personales, sino solo meditar con bases bíblicas, cuál debe ser nuestro comportamiento en situaciones en que nuestra fe vaya en conflicto directo con las leyes del mundo.

Lo primero que uno debe de hacer, creo yo, es reconocer que generalmente hablando, la Biblia si nos enseña a sujetarnos a las autoridades gubernamentales. Romanos 13:1–7 es un buen ejemplo de ese mandamiento apostólico. En el versículo 1, el San Pablo declara enfáticamente lo siguiente:

Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas” (Reina-Valera 1960).

Leer más…

Halloween y la Apostasía en la Iglesia

31 octubre 2014 Deja un comentario

Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición (subrayado por motivos de énfasis).

Apóstol San Pablo en 2 Tesalonicenses 2: 3-4

 

Uno no puede servir a dos señores, porque amara a uno y aborrecerá al otro.  No nos conformemos o amoldemos a este mundo, sino que tenemos que transformarnos segun la voluntad de Dios.  Que seamos los hombres y mujeres que Dios quiere que seamos.  Sin mancha alguna como dice Santiago.  No nos contaminemos a las cosas de este mundo.  Nosotros como cristianos tenemos que influenciar a este mundo, no este mundo a nosotros.

Este mundo pasara, pero la Palabra de Dios permanecerá por siempre.  Pablo también dice que estaba maravillado de aquellos que se alejaron de Dios para seguir otro evangelio diferente, y después añade:

Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo (Gálatas 1: 10).

Las iglesias cristianas están apostatando de la fe.  Lentamente.  Uno después de otros, tratan de amoldarse a las costumbres de estas iglesias para atraer nuevas manadas.  Iglesias que solo hace uno o dos años atrás estaban en contra de Halloween, ahora lo están celebrando.  Es triste, pero esto está pasando, y no miento.  La apostasía se esta adueñando de la iglesia. ¿Por uno va a parecer?  ¿Acaso las escrituras han cambiado?  ¿La Palabra de Dios está cambiando? ¿Por qué este cambio súbdito de parecer?  Es realmente tan importante atraer a las manadas que ahora nosotros como iglesia tenemos que parecernos al mundo en vez de nosotros tener influencia positiva en la iglesia?

Leer más…

Un Testimonio Real

4 junio 2014 2 comentarios

Vean por favor este testimonio. Enseña que verdaderamente DIOS ES REAL. Dios existe, no solo en el Perú (donde crecí), o en Iowa (donde ahora vivo), sino también en California (como lo cuenta esta hermosa chica mejicana) y en todo el universo. Dios es el mismo, ayer, hoy y por siempre.

Este testimonio me hizo acordar también algo que paso hace muchos, muchas años atrás. Me acuerdo cuando era solo un muchacho, como de 12 a 16 años, pues estaba todavía en la secundaria. El hermano mayor de un amigo que se llamaba Jimmy, en el Perú, me dijo una vez que no vaya a la iglesia cristiana evangélica Alianza de Lince (en Lima). Me dijo que la razón era que él había conocido a varias personas “comunes y normales” (algo así, no me acuerdo exactamente que palabras uso) que después cuando se convertían al evangelio, venían con “el cuento” de que antes habían sido “malos” o que habían sido “así o asa”. En otras palabras, de que recibían algo así como un lavado de cerebro, de tal forma de que los hacían ver de que la vida normal de que antes tenían era o estaba mal, y que ahora estaban bien.

Leer más…

El Puente (Una Pequeña Reflección de Sanana Santa)

6 abril 2012 Deja un comentario

Pienso que es difícil realmente poder apreciar en su totalidad el sacrificio que Dios hizo al entregar a su Hijo unigénito para morir por nuestros pecados.  Por lo menos esto siempre lo fue para mí.  Sin embargo, hoy en día como padre de un muchacho de 13 años, creo que me es más fácil poder apreciar lo que Dios pudo haber sentido cuando permitió que Cristo Jesús muriera en una cruz.  

Leer más…

La Doctrina de la Alianza Cristiana y Misionera con Respecto al Don de Lenguas y Otras Manifestaciones del Espíritu Santo

29 febrero 2012 44 comentarios

Esta era una respuesta que iba a publicar en Yahoo Respuestas, pero por alguna razón no pude contestarla allí (el servidor no estaba funcionando bien y después la fecha para publicar respuestas expiro).  La pregunta original que alguien por allí hizo la estoy reproduciendo aquí también (ver la página original aquí también):  

¿La iglesia evangélica ACyM cree en sanidades y en el poder del Espíritu Santo?

Tengo una duda acerca de la corporación Iglesia Alianza Cristiana y Misionera… ¿Según sus doctrinas la Alianza cree en que Dios puede hacer sanidades? ¿Cree en el poder del Espíritu Santo como don de lenguas, danzas y otros dones del Espíritu Santo? Lo pregunto porque he investigado iglesias y la Alianza cree en el Espíritu Santo, pero su declaración dice: “El Espíritu Santo es una persona divina, enviado para morar, guiar, enseñar, dar poder al creyente, y convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio”.  Pero no especifican como son sus cultos.

Mi respuesta dirigida a este señor iba a ser básicamente la siguiente (noten que me estoy dirigiendo al autor de la pregunta):

Primero y antes de nada quisiera clarificar que la denominación Alianza Cristiana y Misionera no es una “corporación” generalmente hablando, sino una organización corporativa sin fines de lucro (el título oficial de corporación puede dar la impresión que el fin de esta institución es lucrativa, pero este no es el caso).  Sin embargo, no creo que su pregunta fue mal intencionada porque estos casos de “iglesias corporativas” (si se le pueden llamar así) si creo que existen.  Por ejemplo, una vez note por la tarjeta que un pastor me dio (de otra denominación cristiana que no la voy a mencionar aquí para no dar la impresión que quiero desacreditarla) que su tarjeta decía que su iglesia era una corporación, es decir algo así como una entidad privada, lo cual fue una bandera roja para mí pues podría significar que por alguna razón los fines de esta corporación son lucrativos (por lo menos lo admiten indirectamente).  Leer más…

Otro Mensaje de Reflexión de Año Nuevo: Una Resolución que Agrade a Dios

31 diciembre 2011 Deja un comentario

Ya casi se acerco el fin del año y por lo menos a mi me parece una mentira de que todo allá sido tan rápido que casi no lo puedo creer.  Como es típico, al final de año muchos de nosotros pensamos en resoluciones para hacer: Comer menos; hacer más ejercicios; ser un mejor padre o esposo; gastar más tiempo con la familia; aprender a tocar guitarra, etc.  La lista de deseos es larga pero difícil de seguir.  Muchos de nuestros deseos y resoluciones, sin embargo, son aspiraciones generalmente materiales que aunque no tienen nada de malo seguirlos, aun así, son cosas que no nos van a ayudar necesariamente a ser mejores cristianos.

Entonces si uno quiere tomar un paso más hacia delante, uno puede tratar de ser más espiritual; es decir, acercarse más a Dios.  Quizás entonces, dentro de esta segunda categoría de resoluciones, las obras de caridad siempre son las primeras en resaltar en las mentes de la mayoría de hispanos: Ayudar al necesitado; alentar al afligido; visitar a los presos; apoyar a la iglesia; voluntarisarse por alguna causa justa, etc.

Dentro de la tradición cristiana evangélica, los frutos o consecuencias de la santidad se podrían definir de formas similares pero (a la misma vez) se podrían alcanzar solo de acuerdo a lo que nuestros lentes doctrinales muchas veces nos permitan ver (por eso es importante escudriñar la palabra para alcanzar santidad tal como la Biblia nos indica y que pueden ser algunas veces contraria a lo que nuestras propias denominaciones nos pueden enseñar).  Quizás para algunos hermanos pentecostales, parte de esa trayectoria hacia un mejor cristianismo, o un cristianismo verdadero según su entendimiento, se podría alcanzar con el tan-apreciado don de lenguas (aunque yo no estoy tan seguro que esto es lo más deseable en nuestros días).  Quizás para algunos hermanos bautistas, esa trayectoria hacia la santidad se podría recorrer iniciando metas más tangibles y específicas como, para dar solo un ejemplo, leyendo la Biblia en 12 meses (lo cual me parece una meta más razonable aunque no siempre espiritual dependiendo en el caso específico de la persona).

Leer más…

¿Una Resolución de Ser Como Cristo?

28 diciembre 2011 2 comentarios

Como reflección de Año Nuevo muchas veces se ha sugerido uno de los versículos más conocidos de la Biblia que hablan acerca del nuevo nacimiento: 2 Corintios 5:17 (versículo central en este sermón que aun que no es exactamente un mensaje de Año Nuevo pienso que el material es muy relevante).  Después de todo, los cristianos somos supuestamente nuevas criaturas, y una pregunta de reflección podría ser: ¿Soy de verdad una nueva criatura en Cristo?  Es una pregunta que todo creyente se la debería hacer así mismo.  Si la respuesta es no, o si no está seguro de su respuesta, creo sinceramente que este video le podrá ayudar a responder esa pregunta que (a las finales) solo Ud. (y Dios) la podrá responder.

Leer más…