Inicio > Evangelismo Personal > Excusas Para No Compartir Su Fe

Excusas Para No Compartir Su Fe

La mayoría de videos que yo he visto acerca de cómo evangelizar son bastantes chistosos.  No hay nada malo con reírse de vez en cuando, y creo que un cristiano debe estar siempre contento por tener el gozo de la salvación.  Sin embargo, uno siempre tiene que trazar una línea entre lo que es algo importante y no lo es, y la hora de ir a la acción, creo que todo creyente debería darse cuenta que en realidad evangelizar es un tema serio.  Bastante serio.  Hablamos de salvación de almas con consecuencias eternas.

Muchas veces los videos acerca del evangelismo se enfocan a como “no evangelizar”.   Son dignos de verse por razones de entretenimiento y también porque muchas veces enseñan cosas que si son útiles de una forma fácil para asimilar, pero si de verdad uno quiere evangelizar (y cuando vea algún video útil sobre este tema también lo voy a poner en este humilde blog), yo creo que lo primero que uno tiene que hacer es pensar sobre su propia doctrina.  Lastimosamente hablando, hay demasiadas doctrinas equivocadas hoy en día, y el evangelizar a una persona y dirigirla hacia un camino equivocado seria más causa de mal que de bien (un acto que algún día esta persona va a ser responsable ante Dios).  Por eso es necesario examinarse uno mismo y lo que uno cree a la luz de las Escrituras.

Nuevamente, este video es muy gracioso y los actores hacen un trabajo de comedia excelente, pero detrás de este pequeño show creo que si hay razones espirituales por las cuales algunas personas no comparten su fe, y por supuesto uno tiene que entender que detrás de las cortinas también está el enemigo del hombre, es decir, Satanás.  Por eso es fundamental que uno ore antes de intentar compartir su fe, para que uno lo haga de una manera efectiva, no con palabrerías humanas sino con el poder del Espíritu de Dios.

Uno no debe avergonzarse del evangelio y algunas de las razones para “no” evangelizar aquí en este video, aunque sean graciosas, yo creo que son también reales y/o legitimas.  Por ejemplo, pienso yo que surge a menudo el temor constante a no saber lo suficiente acerca de la palabra de Dios como para evangelizar, pero esto no debería ser una excusa a que nuestros familiares y amigos nos juzguen.  Ellos deberán comprender que uno no tiene que tener un P.H.D. en teología para compartir sinceramente nuestra fe y lo que Cristo está haciendo en nuestras vidas.  Este último punto nos lleva a un ejemplo del temor “legitimo”.

Como situación legítima creo que uno tiene que pensar acerca de su testimonio propio: Su uno tiene varios años de “convertido” y uno sigue (por ejemplo) con problemas de usar malas palabras; fornicación o adulterio; o con problemas drásticos de violencia domestica o abuso de substancias químicas usadas por “entretenimiento” (como dicen en inglés), yo creo que mejor es no evangelizar.  En un caso como este, uno más bien puede ser una piedra de tropiezo.

Pero este es ya es otro tema diferente y complejo.  Ya hablare más sobre el tema cuando tenga una oportunidad.  Por ahora solo quiero añadir el otro caso extremo; es decir, que uno no tiene que ser “perfecto” para evangelizar, pero sí que uno tenga un testimonio de cambio, de que el Espíritu Santo este obrando en nosotros de una forma palpable.  Esto si sería un buen testimonio, y realmente yo creo que Dios nos puede usar más por medio de nuestras propias acciones que por medio de nuestras propias palabras solamente.

Por último, yo creo que lo más importante que puedo mencionar aquí es que al evangelizar uno tiene que acordarse que todo realmente depende en lo que Dios ponga en nuestra boca, y para que esto pase, uno siempre debería orar antes de evangelizar, al menos que sea una oportunidad esporádica que se presente (por decir) en el trabajo.  Aun así, uno siempre debería empezar el día orando en primer lugar para que estas situaciones se presenten, o si es posible, para buscar estas oportunidades a la luz de las escrituras.  Disculpen la posible redundancia, pero es necesario enfatizar este componente esencial en la evangelización: El orar.

Bueno, espero que disfruten de este video.   Si este video algún día deja de funcionar, por favor déjenmelo saber poniendo un comentario aquí.  Tankiu.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: